domingo, 25 de marzo de 2012

Gustavo Cerati - Bocanada (1999)

Las estupideces nunca faltan entre muchos músicos que, contrario a lo que uno creería (o quisiera creer), tienen un conocimiento un tanto desinformado de la situación política de su país. Si ya Carlos Santana hace dos semanas andaba pronunciándose a favor de Vázquez Mota (y también de la otra Mota, la verde), ahora le tocó a Rubén Albarrán de Café Tacvba decir que "no hay que participar" en el próximo proceso electoral, sin detenerse a pensar en las nefastas consecuencias que nos trae el abstencionismo, ni en lo irresponsable que es que alguien como él, con millones de chavos siguiéndolo de cerca a él y a su música, promueva este tipo de acciones que no logra sino aumentar la apatía política entre los jóvenes mexicanos, la cual si bien puede ser justificada también debe ser bien encauzada. En fin... mi blog es de música, ¡chingao!

Gustavo Adrián Cerati Clark (Buenos Aires, Argentina, 1959), nomás Gustavo Cerati para todos nosotros, es un músico que ni siquiera necesita presentación. Ya todos sabemos que Soda Stereo sin Gustavo no hubiera sido -ni siquiera existido- la mejor banda de Rock de Latinoamérica (y del mundo a mi decadente juicio). Por fortuna el genio de Cerati no se limitó a su colaboración con Charly Alberti y Zeta Bosio y después de la separación de Soda pudo continuar una aclamada carrera como solista que desgraciadamente hoy está truncada debido al terrible accidente cerebrovascular que lo ha mantenido en coma desde el 15 de mayo de 2010.

Bocanada es el segundo álbum en solitario de Gustavo Cerati, pero el primero desde la desintegración de Soda Stereo; un álbum que conocí desde la época en que fue publicado siendo yo un párvulo estudiante de primaria. Siempre he creído que la nostalgia de la infancia me impide ser objetivo con los discos que alegraron mi vida durante aquellas épocas, por lo tanto ya saben lo que diré sobre Bocanada: es una completa obra de arte. Con un sonido menos rockero al que el Gustavo de Soda nos tenía acostumbrados, Cerati introduce elementos Pop, electrónicos e incluso sinfónicos manejados todos con gran maestría y creando una atmósfera de gran misterio y belleza. El tema que da el nombre al disco llega incluso a adentrarse hasta los terrenos del Trip Hop en un viaje sensorial acompañado de las profundas y poéticas letras de Gustavo. No hace falta decirlo, Cerati volverá tarde o temprano porque sabe que todos lo estamos esperando.

DESCARGAR

2 comentarios:

mmaattaazz dijo...

Hermoso disco! Ese sonido con filtros frios'electricos es el que más me gusta de Cerati. Buenas vibras a Cerati donde quiera que ande ahorita.

Rosigerante dijo...

De acuerdísimo con tu primer párrafo. fui al VL2012 sólo por prácticamente sólo por Caféta y Albarrán me decepcionó profundamente: no esperaba nada de él, pero su discurso fácil y burlón me molestó mucho. en fin.

Bocanada es uno de mis discos favoritos, yo lo conocí hasta mis años de prepa, coincido con la onda nostálgica que transporta. Buenazo.

Saludos